Missha Natural Soft Jelly Cleansing Puff Charcoal

5,90 4,90

Esta esponja con Carbón es 100% natural y biodegradable. Libre de colorantes, conservantes y pigmentos artificiales. La esponja tiene una gran capacidad limpiadora ya que neutraliza los ácidos de la piel, eliminando con asombrosa efectividad la suciedad y el sebo

6 disponibles

SKU: 8809530059647 Categoría: Etiqueta:

Descripción

Esta esponja con Carbón de Bambú es 100% natural y biodegradable. Libre de colorantes, conservantes y pigmentos artificiales. La esponja konjac de Missha gracias a su naturaleza alcalina, tiene una gran capacidad limpiadora ya que neutraliza los ácidos de la piel, eliminando con asombrosa efectividad la suciedad y el sebo, sin necesidad de ningún aditivo. Contiene un 90% de raíz de Konjac y 10% de carbón de bambú, que aporta una mayor capacidad de absorción del exceso de grasa, además de propiedades astringentes, antibacterianas y antiinflamatorias. La esponja konjac de Missha con carbón de bambú es increíblemente suave y gentil, exfolia suavemente, eliminando las células muertas y deja tras de sí una película para nutrir y mejorar la barrera protectora de la piel. La estructura única de la esponja Konjac masajea suavemente la piel estimulando la circulación y la regeneración de la piel, dejándola limpia y fresca sin ningún tipo de irritación. Es adecuada para todo tipo de pieles, en especial es el mejor aliado de limpieza para: – Piel grasa o extra grasa: consigue eliminar el sebo, limpiar los poros en profundidad, eliminar puntos negros y equilibrar el ph de la piel. – Piel acneica: elimina las bacterias que causan el acné, erupciones y puntos negros. También suaviza la piel mediante la eliminación de suciedad. Es una manera natural para reducir los brotes de acné sin necesidad de usar abrasivos productos químicos. – Pieles con problemas: al ser 100% natural sin aditivos respeta y equilibra las pieles con dermatitis/problemas. Tiene un efecto natural calmante.

MODO DE EMPLEO

No es necesario utilizar limpiadores, ya que la esponja por sí sola elimina todas las impurezas de la piel y limpia los poros en profundidad. Lo primero que debemos hacer es empaparla y masajearla hasta que este completamente suave. Una vez tenemos la esponja lista, podemos agregar un poco de nuestro limpiador habitual. Si tenemos una piel sensible sólo usaremos agua del grifo y masajearemos suavemente por todo el rostro, sin hacer excesiva presión.

CONSEJOS

Para cuidar tu esponja, elimina el exceso de agua después de usarla y mantenla guardada en un lugar seco y bien ventilado. No la retuerzas ni la estrujes con demasiada fuerza, para no dañarla o romperla. Puedes usar la esponja Konjac con la frecuencia que quieras. ¡Úsala a diario! Si no vas a usar tu esponja durante un largo periodo de tiempo, guardala en la nevera. Recuerda que debes remplazar tu esponja por una nueva cada 1 o 2 meses de uso