Has probado alguna vez la doble limpieza facial?

La doble limpieza facial es una rutina del cuidado de la piel empleada por muchas personas hombres y mujeres de países asiáticos. Esta rutina de belleza por su efectividad en la mejoría de la textura y apariencia de la piel se ha vuelto tan famosa que cada vez más las mujeres occidentales están empezando a incluirla en su rutina facial.

¿En que consiste?

La doble limpieza facial consiste en hacer la rutina de limpieza de la piel a través de dos pasos para conseguir una piel muy limpia, equilibrada y preparada para los siguientes pasos de tratamiento.

El primer paso

El primer paso consiste en retirar el maquillaje y suciedad del rostro con un aceite soluble, especialmente diseñado para hacer el efecto arrastre de los residuos y suciedad de la piel.

Es importante saber que esta limpieza facial debe hacerse solo con este tipo de aceites que tiene la propiedad de desaparecer en contacto con el agua.

Estos aceites tienen el poder de arrastrar todo el maquillaje, sebo y protector solar de la piel que hemos usado durante el día.

Hay una formúla muy práctica que lo explica fácilmente Charlotte Cho autora del libro The Little Book of Skin Care. Aceite + Aceite = se atraen y se disuelven juntos.

Desde la primera semana incluso notarás una piel más limpia y fresca incluyendo un aceite limpiador en tu rutina diaria.

El segundo paso

El segundo paso es esencial para completar una limpieza profunda de la piel. retirar todo el resto de maquillaje y aceite soluble que haya podido quedar y limpiar los poros en profundidad. En este segundo paso puedes variar la formula del limpiador según tus necesidades especificas o lo que más prefieras.

Puedes escoger entre un limpiador en crema, en gel o en espuma. Todo depende de tu tipo de piel y de la textura que más te guste.

Generalmente suele hacerse con una espuma limpiadora. En Missha hay más de 5 variedades de espumas limpiadoras para que puedas escoger la que mejor se adapte y respete tu piel.

Si utilizas uno que regule el PH de tu piel es mejor.  Igualmente debes usar un   tónico y nunca saltarte este paso, utiliza un tónico que regule el PH de tu piel, no un astringente.

Después que tu piel se encuentra perfectamente limpia es necesario restaurar el ph a tu piel y equilibrarla con un tónico.

En la cosmética coreana este es un paso muy importante que no se debe saltar y que complementa la doble limpieza facial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *